domingo, 28 de abril de 2013

Salzburgo - Primera impresión y Fortress Hohensalzburg

By Sole
Mayo 2012

Bajados del tren, pusimos los pies en el primer mundo! Fue recién en esta ciudad donde sentí una clara diferencia entre las cosas a las que estoy acostumbrada y las cosas como realmente deberían ser.
Salimos de la estación y rápidamente encontramos la parada de varias líneas de colectivos. Sacamos los boletos en una máquina electrónica de expendio. Fue uno de los pasajes de corta distancia más caros que pagamos, E 1,9 cada uno. En las paradas de bus había grandes grillas con los horarios en las que pasaba el colectivo! Y lo que es más increíble aún es que se cumplía!!!! También había carteles electrónicos que indicaban a qué hora iba a hacer su aparición el próximo!!!
El viaje fue super tranquilo, sin aceleraciones ni frenadas bruscas, sin pasar semáforos en rojo, sin insultos, algo difícil de creer. Pero lo que me llamó aún más la atención fue ver que una vez que bajamos, cuando tuvimos que cruzar la calle que nos separaba del hotel, los conductores al vernos parados frente a la senda peatonal frenaban para que cruzáramos. Y no fue un hecho aislado, cada vez que cruzamos la calle pasó lo mismo.
Dejamos las valijas en el hotel, el Star Inn Hotel Zentrum; no me voy a explayar en este tema porque ya hice mis comentarios en tripadvisor. Habíamos leído que había pronóstico de lluvia para el día siguiente, así que teníamos que recorrer lo máximo posible esa misma tarde. Al momento de nuestra llegada el día estaba espectacular, despejado, con sol y una temperatura que debía pasar los 25ºC, bastante más de lo que esperábamos encontrar ahí por la época del año. Nos pusimos ropa más cómoda y partimos!

La urbe está dividida en dos por el río Salzach, sobre el que hay varios puentes. El otro accidente geográfico que llama la atención son dos elevaciones pétreas, el Kapuzinerberg y el Mönchsberg. Nuestro hotel estaba pasando esta última elevación, en la parte inferior de la cual existe un túnel con un sector vehicular y un sector peatonal que comunica a la ciudad a ambos lados de la misma. Cada vez que queríamos ir a algún sitio teníamos que atravesar el túnel.

Tunel peatonal que atraviesa Mönchsberg

Esa tarde visitamos Fortress Hohensalzburg, una fortaleza antiquísima construida en una zona alta de la ciudad. De hecho para acceder a la misma había un funicular o mis amigas las escaleras. No hace falta decir por dónde subimos.

Fortress Hohensalzburg


Esta fortaleza fue construida en el año 1077 por el Arzobispo Gebhard y ampliada durante el arzobispado de Leonhard von Keutschach (1459-1519); es la mayor de Centroeuropa conservada en su totalidad. Durante muchos años tuvo una función defensiva por su ubicación estratégica, además de ser  residencia temporal para los príncipe-arzobispos, cuartel y cárcel. Digamos que se fue adaptando a los tiempos. Pagamos las entradas de E 7,8 (qué no incluía el ascenso en funicular) e ingresamos.


Algunos sectores los recorrimos sólos, y otros guiados por una audioguía incluida en el precio de la entrada, que contaba la historia del lugar, las funciones que cumplió y como fue ampliándose. El recorrido culminaba en un museo cuya colección incluía armamento y trajes militares utilizados en la primera guerra mundial.

Pero realmente lo más lindo del lugar es la vista panorámica de la ciudad hacia un lado y los Alpes hacia otro. Vale la pena visitarlo tan sólo para ir a sacar una foto desde las terrazas o el mirador. Bellísimo.


Salzburgo desde la fortaleza




No hay comentarios:

Publicar un comentario