domingo, 21 de abril de 2013

Budapest- Salzburgo

By Sole
Mayo 2012

Nos levantamos, y valijas en mano partimos del departamento. Tomamos el metro hasta Kepeti pályaudvar o simplemente Keleti pú.
Llegamos con un rato de anticipación, lo que nos dio tiempo a desayunar en la misma estación. Café de parados con unos productos de bollería no muy felices.
Esta vez no nos costó nada encontrar el tren! Fue muy grato descubrir que íbamos a viajar en un tren del primer mundo! El "OBB railjet 62 Budapest-Kepeti – Salzburg Hbf". Sin dificultad encontramos nuestros asientos y dejamos las valijas en uno de los espacios destinados para tal fin. Poco a poco fueron subiendo el resto de los pasajeros, y justo a horario, partió!
Era un tren de alta velocidad, con una pantalla que iba mostrando un mapa con el recorrido y la velocidad del mismo; por momentos estuvimos en 200 km/hr. Salvo por lo que indicaba la pantalla, nada nos hubiese dado el indicio de ir a esa velocidad, ya que era bastante silencioso y no había grandes movimientos o sacudidas como se suele sentir en los trenes habituales.
Paramos en varias estaciones intermedias, en las que subieron y bajaron personas, renovándose parcialmente el pasaje. Por la ventana se veían campos verdes, intercalados con pequeños poblados. Pasamos por Viena, donde apenas permanecimos unos minutos en la estación, uno de los lugares donde más movimiento de pasajeros hubo. Terminamos justísimo a horario en la estación de Salzburgo, nuestro próximo destino.
Fue tan tranquilo y civilizado el viaje que no hay mucho que contar al respecto. Llama la atención como estos trenes pueden recorrer distancias tan largas y llegar a horario a destino, a lo sumo con 3 minutos de retraso. Acá, acostumbrados a la incertidumbre de no saber a qué hora pasará el tren, si no fue cancelado y nunca pasará, y todo tipo de variantes, nos parece algo imposible.

anterior/ siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario