martes, 30 de abril de 2013

Salzburgo - Mañana de shopping

By Sole

El día siguiente amaneció nublado y fresco. Nos abrigamos y paraguas en mano salimos. Decidimos que no íbamos a desayunar en el hotel; el precio del desayuno, que no estaba incluido en la tarifa de la habitación nos pareció excesivo, E11 por persona! Caímos en el siempre salvador, Mc Donalds. Había gran variedad de opciones, desde huevos revueltos hasta alguna bollería. Elegimos el menú que traía café, 2 panes, mermelada y manteca. Fue un desayuno generoso, ya que los panes eran bastante grandes. Por E6 desayunamos los dos. Los baños del local eran pagos, no importa si habías consumido algo ahí o no, en la puerta había un molinete en el que había que poner E 0,50.

McDonalds de Getreidegasse


Cuando salimos ya caían algunas gotas, así que nos metimos en H&M y Zara. Aún en Austria, el precio de la ropa en estas cadenas multinacionales era inferior al de Buenos Aires. En cada uno de los locales de Zara vimos un piloto de lluvia que Seba me había comprado en Buenos Aires, un 15% menos que lo que él lo había pagado. Quieran aceptarlo o no, vivimos para la mierda, con precios más altos que los del primer mundo (salvo transporte, que viajamos para la mierda, pero a menor costo).
Compramos un par de prendas en ambos negocios y seguimos con nuestra visita obligada al supermercado. Quedé maravillada!!! La variedad y calidad de productos me dejó boquiabierta! Sé que suena raro, que sólo estoy hablando de un supermercado, pero quedé perdidamente enamorada de él. Gran cantidad y variedad de vegetales, fiambres, embutidos, carnes y lácteos. Unos quesos con aspecto divino, mucho más baratos de lo que los pagamos acá! También había un sector con sándwiches, ensaladas y frutas cortadas para comer on the go.
Pero donde más tiempo estuvimos fue en las góndolas de galletitas, chocolates y frutas secas. Después de ver eso casi me quedo a vivir en Salzburgo!!! Ahí encontramos los chocolates Lindt más baratos que vi en mi vida!!! Chocolate nougat, chocolate con avellanas, chocolates amargos con distinto porcentaje de cacao, etc. También me sorprendió la variedad de chocolates Milka. Está de más decir que pusimos varias tabletas en la canasta! No compramos más porque teníamos un viaje en una low cost antes de regresar y no queríamos pagar exceso de equipaje!!!!

Pequeño sector de la deliciosa góndola del supermercado


Además de chocolates, compramos unos sándwiches para el almuerzo y regresamos al hotel donde almorzamos. 

anterior/ siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario