jueves, 12 de noviembre de 2015

Las múltiples caras de Estambul

By Sole

Estambul, con un pie en Asia y otro en Europa, es una ciudad difícil de definir. En ella conviven las tradiciones talladas durante miles de años con la vertiginosa influencia del mundo globalizado. En menos de una hora podemos pasar por los más diversos escenarios desde un shopping mall con locales de costosísimas marcas europeas y americanas a un bazar de especias y tés donde el regateo es la regla. Esta diversidad la hace tan atractiva que sería un pecado no perderse un par de días caminando por sus calles y descubriendo esta mezcla de pasado, presente y un futuro por definir.

Nosotros iniciamos nuestro viaje por el lado asiático. Lejos de las recomendaciones de amigos, lecturas de libros o artículos de turismo o enamoramiento de fotos de paisajes que motivaron los viajes anteriores este destino fue casi fortuito. Cuando viajamos a Asia habíamos evaluado la posibilidad de viajar con Turkish Airlines y pasar un par de días en Estambul aprovechando la escala. Tras evaluar el costo de las distintas opciones de pasajes y el frío que suele hacer en febrero desistimos de esa opción. Había quedado ahí latente como un lugar que sabíamos que en algún momento íbamos a visitar.

En octubre surgió la posibilidad de que Seba tenga que viajar a Turquía por trabajo. Mis probabilidades eran menores porque estaba en un período de transición laboral… Los planetas se fueron alineando y finalmente el viaje se hizo realidad para todos. Seba iba a trabajar durante 48 horas en el lado asiático y después íbamos a tener 4 días para recorrer juntos la ciudad, partiendo desde el lado europeo.

Fue un viaje un tanto particular porque fue la primera vez que no viajamos juntos; en realidad viajamos en el mismo avión pero en diferente categoría, ya pueden imaginar quien lo hizo en “business” y quien en “económica”. Tuvimos una idea de cómo viajan los que tienen mucho dinero respecto a los que sólo tienen dinero para viajar. Creo que esto requiere una entrada especial por parte de Seba.

Así que poco a poco les iremos contando nuestra experiencia recorriendo las distintas caras de Estambul: su lado asiático y su lado europeo, su parte tradicional y su parte moderna, sus shoppings y sus bazares, sus puestos de comida callejera y sus restaurantes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario