jueves, 22 de agosto de 2013

Uribelarrea

By Sole
Julio 2012

Uribelarrea es un pequeño pueblo, de aproximadamente 1300 habitantes, ubicado a tan sólo 86 km de la ciudad de Buenos Aires. Atraídos por la cercanía y la promesa de buena comida, un domingo por la mañana partimos hacia ahí!

Si bien entre las décadas del 30 y 40, la producción de leche y quesos, de la mano de la instalación de varios tambos, constituyó la principal actividad económica del lugar, poco queda de eso, sobreviviendo básicamente en la actualidad gracias al turismo. Un pueblo que pudo adaptarse para no morir en el olvido como tantos otros.

Razones para visitar Uribelarrea:
  • Estación de tren: es imposible perderse la estación de tren, fundada en 1892, que se conserva en muy buen estado. Por lo que pudimos ver en internet, aún se encuentra en funcionamiento, siendo una parada intermedia del recorrido que realiza el tren los viernes y domingos entre Constitución y Saladillo, y Constitución- General Alvear, y los sábados y lunes en sentido contrario.



  • Túnel de árboles: si el día está lindo se puede realizar una corta caminata siguiendo las vías del tren en dirección a Lobos, en busca del túnel natural que conforman los árboles sobre el trazado ferroviario.
  • El pueblo: ya que estamos caminando, podemos continuar con las pintorescas calles de tierra del pueblo, bordeadas de casas, que conservan su fisonomía antigua. Es como hacer un viaje en el tiempo.



  • Restaurante Macedonio: no bien se sale de la estación, con tan sólo cruzar la calle, se llega a este restaurante emplazado en una construcción de 1892, que en los años 20’ supo ser un almacén de ramos generales. Llama la atención la decoración, con antiguos muebles, heladeras y estantes que albergan objetos de antaño. Más allá de lo agradable del lugar, es de destacar la comida. Si bien, varias páginas de internet recomiendan sus locros y pastas, nosotros optamos por el asado que fue muy bueno. Como todo restaurante de pueblo, sólo aceptan efectivo.
  • Plaza Centenario y Capilla Nuestra Señora de Luján: es una plaza de forma octogonal, muy bien cuidada de la que parten varias diagonales. Frente a esta se encuentra la Capilla Nuestra Señora de Luján, construida en recuerdo de la finada esposa de Miguel Nemesio de Uribelarrea –el fundador del pueblo-, inaugurada el 18 de diciembre de 1890, día del XXV aniversario del casamiento. En el año 1996, se filmaron en el interior de la misma, escenas de la película Evita dirigida por Alan Parker.El día de nuestra visita, en el atrio había puestos que vendían productos regionales artesanales: quesos, dulce de leche y mermeladas.



  • Cervecería Artesanal la Uribeña: cuando uno hace el recorrido por el pueblo reconoce fácilmente esta cervecería. Ubicada en una esquina, llaman la atención los dos muñecos de aspecto alemán que invitan a degustar una cerveza. Es otra de las opciones gastronómicas del pueblo, que ofrece picadas y pastas. Si uno no tiene ganas de tomar en ese momento, puede comprar la botellita de cerveza artesanal de diferentes variedades. Es una buena opción de “recuerdo de viaje” para los que disfrutan tomando esta bebida.




En conclusión, una opción interesante para los no que tienen ganas de viajar mucho, pero sí de disfrutar un buen almuerzo y paseo en familia fuera de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada